Los estatales cumplen una huelga de tres días en el Senasa y prometen paralizar exportaciones

Aseguraron que la protesta «acarreará pérdidas multimillonarias para el país», y responsabilizaron al Gobierno por el conflicto. La huelga afecta todos los controles en puertos, aeropuertos y aduanas.

La Asociación Trabajadores del Estado (ATE) que lidera Rodolfo Aguiar inició desde el primer minuto de este lunes un paro en todo el país de 72 horas en el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) en rechazo de “los despidos y la Ley Bases”, entre otros puntos

La organización aseguró además que la protesta “acarreará pérdidas multimillonarias para el país”, a la vez que responsabilizó al Gobierno por el conflicto y enfatizó que la huelga afecta todos los controles en puertos, aeropuertos y aduanas y que se levantó la fiscalización en las barreras zoofitosanitarias.

Aguiar aseguró que desde el primer minuto de este lunes están totalmente paralizadas las exportaciones y los controles sanitarios en todo el país, y señaló que si los diputados nacionales aprueban la Ley Bases “el Estado será destrozado”, según consignó en un documento de prensa.

El dirigente rionegrino explicó que la medida de fuerza en el Senasa fue declarada a partir del dictamen de mayoría de respaldo a la iniciativa de Ley Bases el jueves último, que propicia “una dura reforma del Estado que deteriorará de forma notable el funcionamiento de los organismos”, por lo que ratificó la marcha de este martes de la ATE hacia el Congreso en el contexto de la convocatoria a una nueva jornada nacional de lucha con el Frente de Sindicatos Estatales y Gremios de Empresas Públicas para oponerse a la aprobación de ese proyecto parlamentar

“El único lenguaje que entiende el Gobierno es el de los números y, por eso, se decidió paralizar todas las exportaciones. Se suspenden los controles en las aduanas, puertos y aeropuertos desde hoy, y se levantan las barreras de control zoofitosanitarias”, aseguró.

Aguiar indicó que “si los diputados aprueban la Ley Bases el presidente Javier Milei tendrá facultades para reestructurar cualquier dependencia pública, achicar, fusionar y hasta disolver los organismos”, y detalló que “el Gobierno pretende dejar sobre la órbita del Senasa solo la certificación de las importaciones para obtener divisas, que es lo que le interesa”.

“El resto de las funciones serán delegadas a empresas privadas o a los Estados provinciales. También quiere que los controles de pasos fronterizos terrestres pasen a la Gendarmería y, en los aeropuertos internacionales, a la Aduana. Milei debe exceptuar al Senasa de los organismos alcanzados por la ley”, enfatizó el dirigente sindical. 

El gremio resaltó la importancia de tener un servicio de control de calidad y sanidad “fuerte y eficiente, en especial ante una política de apertura de importaciones tan marcada como ahora”.

El Senasa es el organismo que se encarga de la fiscalización de la producción agroalimentaria y tiene la habilitación de la Organización Mundial del Comercio (OMC) para controlar las normas fitosanitarias necesarias a fin de exportar a otros países, y otorga las certificaciones para el comercio internacional, lo que equivale a señalar que “en ausencia de esos controles no habría exportaciones, ya que se trata del único organismo argentino con potestad para regularlo”.

El único lenguaje que entiende el Gobierno es el de los números y, por eso, se decidió paralizar todas las exportaciones”Rodolfo Aguiar

Sin barreras de control zoofitosanitario se arriesga “el status sanitario de la Argentina, y podría  perderse la zona libre de moscas de los frutos, lo que dificultaría el comercio de productos con Estados Unidos, encareciendo de manera considerable los costos de la exportación”.

También se perdería la zona libre de aftosa, por lo que la carne que se comercializa entraría en el circuito mundial de comercialización de países con esa enfermedad y se perdería el mercado de naciones que compran al circuito no aftosa, que se abona mucho más (como por ejemplo Japón).

“No hay ningún motivo para aplicar un recorte en el sector, ya que se autofinancia e incluso  aporta al Estado argentino decenas de miles de millones de pesos anuales”, afirmó el gremio.

Fuente: somostelam.com.ar